Un momento hermoso

El sábado pasado fui un momento en la noche a visitar a mi abuela con motivo de su cumpleaños. Se le veía feliz porque muchos le habían expresado su afecto de diferentes modos, yo solo le llevé algunas frutas y unos panes que sé que le gustan, poco más. Me dijo un par de frases, de las cuales solo voy a mencionar una: “La vida se compone, esencialmente, de detalles”. Y bueno, aparte de haber conocido, en un lugar inesperado y hace poco tiempo, a un par de personas sumamente talentosas y extrañas, mi gran momento del 2018, sin lugar a dudas, fue el concierto de Radiohead; vivir este tipo de cosas es lo que ampliamente justifica mi vida. En cuanto a sonido, todo estuvo maravilloso, las letras de siempre, con la fidelidad casi que de un estudio de grabación, las canciones que siempre esperé ver en vivo, que canté hasta quedar casi afónico, no sé qué más puedo pedir.

Completaron el lineup, Guetto Kumbé (de la cual solo grabé un video que no encuentro, y bueno, me estaba comiendo una hamburguesa), Junun que cuenta con la locura de Colin Greenwood y Flying Lotus que ha sido el descubrimiento más impactante de mi año musical.

De Guetto Kumbé, puedo decir que es un grupo que fusiona los ritmos del pacífico, los cuales, a mi modo de ver, centran su sonido especialmente en las voces y la tradicional marimba de chonta que emite ese sonido característico que hace que inmediatamente diga uno “pacífico”, así en realidad, no conozca la música ceremonial, con claras raíces africanas, de esa rica región de nuestro país.

Después Junun, que al igual que Guetto Kumbé, fusiona un poco de electrónica pero esta vez con sonidos de la región india de Nueva Delhi, es el sonido que todos reconocemos de ese enorme país y que ha influenciado a tantos músicos británicos.

Después vino el enorme set de música electrónica alternativa, a veces medio funky, pero sobre todo, lleno de extra bass y mucha improvisación en el ritmo, a cargo del gran Flying Lotus que nació el mismo año que yo.

Todo, lo referente a Radiohead, comenzó con Daydreaming que cumple con la expectativa de ser una canción de lo más depresivo, pero claro, no “la más”, hubo puntos más altos. Arranca con un acorde sencillo y estremecedor de piano que nos introduce al potente mensaje dirigido a nosotros los soñadores con nuestro camino de nunca volver, sobre todo cuando nos sentimos mal. Después salté como loco con 15 step que combina una manera muy especial acordes de mucha extensión en la guitarra con un extraño bajo y que, claro, nos recuerda la pregunta, ¿por qué volvemos siempre al mismo maldito punto?

Luego, algunas canciones más adelante, vino uno de los momentos cumbre con All I need que con un bajo melódico y el peso armónico centrado en la voz, nos cuenta eso que hemos sentido todos; que precisamos de algo, de alguien y para ese alguien solo somos un insecto, es una sensación que puedo comprender perfectamente porque la he vivido ya muchas veces; al final, siempre termino siendo esa persona a la que ya no quieren tratar. Después vino el magistral piano de Yorke combinado con un violín que literalmente llora en Pyramid Song que me evoca momentos en donde he derramado algunas buenas lágrimas en la noche, algunas veces, en momentos en donde la lluvia se confunde con mis lágrimas. (Para mi la música es fuertemente evocadora)

Y claro, puede ser aun más depresivo con Let Down. Después pude moverme un poco con Reckoner para desembocar en No Surprises, que, para mi gusto, es una de las mejores canciones de la banda y que le cae justo en el centro a cualquier oficinista. Recuerdo que sonó My Iron Lung y salté muchísimo, muchísimo… para algunas canciones más allá, desembocar en Idioteque.

Después, momentos memorables con canciones de siempre tocadas espectacularmente, Creep, Karma Police (con la cual finalizó el concierto, en medio de la lluvia, que le dio un toque), Paranoid Android (que tiene un mensaje que…en fin…), sin contar con mi emoción al escuchar Street Spirit. 

Estuvo totalmente a la altura de mis expectativas, me evocó, me emocionó, me puso a pensar, cumplió en todo caso.

Me siento sumamente afortunado de haber asistido a ese gran espectáculo musical y, en general, me siento muy agradecido con la vida, que siempre tiene algo más para sorprenderme.

Advertisements

Un momento

Mientras enredaba mi vida con diversos papeles, contando dinero, pensando qué hacer, con la espera que pone los ojos en una pantalla con secuencias de números que quisiera entender pero que, por aquellas combinaciones de letras, poco puedo comprender, llega a mis oídos la pregunta, ¿Será que le declaro mi amor sabiendo de antemano que no tengo ninguna posibilidad? La pregunta es contestada casi que de inmediato -claro que si, ese solo acto podría tener la efectividad necesaria para que quizá cambie de parecer (algo así, no recuerdo bien)- quien elaboró la pregunta miro a su respondiente con una mueca que denotaba sorpresa e indignación -Podría llevarse una sorpresa,- puntualizó en su respuesta. Acto seguido la persona con la pregunta le dio un beso “esquiniado” a la otra y salió del recinto. Se lanzó y creo que hizo bien a juzgar por lo iluminados que tenía los ojos la chica que recibió el beso después de tan loco acto, en este momento de mi vida estoy en modo… #HazLoQueTeSalgaDelCorazón, así, sin tanta pensadera, lo peor que puede pasar es que se te escurran algunas lágrimas y se te cierre la garganta mientras caminas en medio de la noche… nada grave, cosas más horrendas pasan si no te arriesgas.

El Transmilenio del medio día es un poco diferente al de la hora pico, un grupo de señores sentados en diferentes sillas del bus pero que les permitía mirarse frente a frente, discutía acerca de las posibilidades del Bayern frente al Real Madrid, acerca de qué tal sería la actuación de James frente a su exequipo, cosas así, pero ninguno podía precisar bien la hora en que iniciaba el partido entonces metí la cucharada -1:45- dije con el tono plano que siempre uso para hablar, el resto es historia, fui a comer pollo frito, me tomé dos cervezas, me fui para Radiohead con mi esposa y de ese maravilloso concierto ya les contaré.

 

Una pequeña opinión

Bueno. Mientras estamos aquí asistiendo a nuestra ocupadas vidas, Enrique Peñalosa sigue a pie firme con su propuesta para urbanizar la Reserva Thomas Van Der Hammen. Esta mañana en Noticias Uno, decía directamente que no la iba a urbanizar, ¿habrá derecho a decir tantas mentiras en la política? Lástima que la imagen no se ve bien.

 Creo que la alcaldía tergiversa de una manera descarada el concepto de “corredor ecológico”. Se afirma que éste estará compuesto, palabras más, palabras menos, por parques en donde la gente pueda hacer deporte, sacar el perro…. está muy claro lo que proyectan los escenarios.

En el mismo sentido, se plantea que el verde por habitante será de aproximadamente 11 m2 (la verdad no recuerdo con precisión el dato y no encuentro la presentación que pude ver ayer), luego de la intervención. Según cifras de la OMS, el promedio mínimo recomendado es de 10,7 pero hay que tener en cuenta que, por ejemplo, una localidad como Teusaquillo tiene en promedio 13,8 m2 de verde por habitante, lo que, para mi gusto, configura un escenario en donde la Reserva va a ser reducida a algo como un Park Way, en el cual a lo sumo hay 7 u 8 especies de fauna (en cuanto a flora no me aventuro a dar una cifra), un número muy distinto al que tenemos en la Reserva el día de hoy el cual oscila entre 160 y 180 especies según diferentes estudios que cubren zonas parciales de la reserva, llevados a cabo por la Fundación Humedales, la CAR, el Humboldt, etc.

No tengo demasiado contexto, pero con los pocos datos que van saliendo, queda muy claro que van a acabar con eso.

Feliz día.

El cumpleaños de mi madre

Anoche compartí un poco con mi madre por motivo de su cumpleaños. La reconozco principalmente como una persona potentemente emocional, que transmite tranquilidad y que ha tenido una vida emocionante la cual ahora disfruta con reposo. Admiro mucho a mis papás. Y bueno, conversando le pregunté, en tono jocoso, ¿Qué piensa de la vida? y me sorprendió con una profunda reflexión que aun estoy decantando, necesitaba oír esas palabras.

Con su reciente incursión en Facebook, algunos de sus amigos le escriben:

“Estimada y recordada Azucena, agradecemos a la vida la oportunidad de conocer a una lider, dirigente, madre, esposa, compañera, enfrentando las políticas privatizadores y defensa de los trabajadores del SENA. En este cumpleaños hacemos memoria y justicia con la historia para hacerte este sencillo reconocimiento, en tu cumpleaños. Que tengas un hermoso día. Abrazos”

“feliz cumpleaños Azucena desde este municipio donde estoy ahora la recuerdo mucho por su apoyo consejos y ejemplo de vida DIOS PODEROSO LA BENDIGA Y LLENE DE FELICIDAD Y SALUD. Espero lo este disfrutando con todos sus seres queridos.”

Líder y consejera, son las dos palabras que resalto de mi hermosa madre.

Los padres en la mayoría de los casos esperan que sus hijos sean mejores que ellos y les brindan todo lo necesario, las más grandes oportunidades posibles para que eso ocurra, en mi caso, ya estoy completamente seguro de que ellos son mejores que yo, por lejos… espero no haberlos decepcionado.

Los caminos

Si alguna palabra puede definir de una manera muy precisa nuestra ociosa, creativa y destructiva presencia en este planeta, esta es “tránsito” y este tránsito se puede, a su vez, definir de muchas maneras.

Tal vez, esperamos que la vida nos permita andar por caminos menos indexados, que estén poco determinados por los índices que la sociedad incansablemente nos marca.. salirnos de todo aquello.., quizá, que podamos construir algo único, que podamos aplicar creatividad a los momentos y, claro, que la alegría y la pasión (o amor, según se prefiera) estén siempre presentes.

Se me hace muy inspirador.